miércoles, 22 de mayo de 2013

¿Qué es el embarazo en la juventud?






El embarazo o parto, es un término que comprende el periodo de gestación reproductivo humano. Éste comienza cuando el espermatozoide de un hombre fecunda el ovulo de la mujer y éste ovulo fecundado se implanta en la pared del útero.

La palabra adolescencia proviene de "adolece" que significa "carencia o falta de madurez", razón por la cual, no es recomendable un embarazo en esta etapa del crecimiento.
http://www.monografias.com/trabajos55/embarazo-adolescente/embarazo-adolescente.shtml



Embarazo adolescente o embarazo precoz es aquel embarazo que se produce en una mujer adolescente: entre la adolescencia inicial o pubertad –comienzo de la edad fértil– y el final de la adolescencia. La OMS establece la adolescencia entre los 10 y los 19 años .La mayoría de los embarazos en adolescentes son considerados como embarazos no deseados, En general el término también se refiere a las mujeres embarazadas que no han alcanzado la mayoría de edad jurídica, variable según los distintos países del mundo, así como a las mujeres adolescentes embarazadas que están en situación de dependencia de la familia de origen.

El embarazo en una mujer adolescente puede llegar a término, produciéndose el nacimiento, o interrumpirse por aborto, ya sea éste espontáneo o inducido, en éste último caso de manera legal o ilegal dependiendo de la legislación de cada país.

http://es.wikipedia.org/wiki/Embarazo_adolescente

La OMS define como adolescencia al "período de la vida en el cual el individuo adquiere la capacidad reproductiva, transita los patrones psicológicos de la niñez a la adultez y consolida la independencia socio – económica" y fija sus límites entre los 10 y 20 años.
Es considerada como un periodo de la vida libre de problemas de salud pero, desde el punto de vista de los cuidados de la salud reproductiva, el adolescente es, en muchos aspectos, un caso especial
En muchos países, los adolescentes llegan a representar del 20 al 25% de su población. En 1980 en el mundo habían 856 millones de adolescentes y se estima que en el 2000 llegarán a 1,1 millones. La actividad sexual de los adolescentes va en aumento en todo el mundo, incrementando la incidencia de partos en mujeres menores de 20 años.
Por los matices según las diferentes edades, a la adolescencia se la puede dividir en tres etapas:


 

¿Comó prevenir esto?


El 23 de febrero de 2012, el Gobierno presentó la Estrategia Nacional Intersectorial de Planificación Familiar (Enipla), con la finalidad de disminuir la tasa de embarazos no deseados entre adolescentes.

En Ecuador, 2.080 niñas y una de cada cinco adolescentes ya son madres, lo que representa la tasa más elevada de América Latina. Por ello, los ministerios que encabezan el frente social del país pusieron en marcha la Enipla, con la meta de disminuir un 25% los embarazos no deseados en adolescentes.

Esta es la primera vez que el país planteó una estrategia intersectorial para disminuir el embarazo adolescente pensando en factores como: información, conciencia cultural y la entrega de métodos anticonceptivos en todos los centros y su centros de Salud.

Actualmente, la estrategia Enipla trabaja en capacitaciones y talleres con familias, profesores y jóvenes sobre la prevención del embarazo en adolescentes, implementando acciones coordinadas con el ministerio de Salud, Educación e Inclusión Social, sobre todo en los sectores de mayor pobreza y menor educación. De esa forma, se intenta prevenir la violencia sexual y el embarazo como una de las consecuencias de la misma.

El proyecto también impulsa ferias de salud para adolescentes en todo el país y una línea de información y asesoría (1800-445566). Daniela Alvarado, coordinadora del proyecto de planificación, asesoramiento y prevención del Enipla, aseguró que mientras más temprano se hable de sexualidad se podrán prevenir embarazos y enfermedades de transmisión sexual.
 
http://www.andes.info.ec/a%C3%B1o-2012-febrero-2012/ecuador-comenz%C3%B3-campa%C3%B1a-prevenir-embarazos-adolescentes.html

 

Estadisticas


Según el Censo de 2010, en el Ecuador hay 346 700 niñas (de 10 años a 14 años). La cifra de embarazos trepó en la última década
En el Ecuador, las cifras de embarazos precoces registrados en niñas y adolescentes de 10 a 14 años son preocupantes, tanto para padres de familia como para autoridades y organizaciones sociales e internacionales.
De acuerdo con el último Censo de Población y Vivienda, realizado en 2010, en el país hay 346 700 niñas, de las cuales 2 080 ya han sido madres.
Si bien la cifra representa menos del 1% del total, da cuenta de un incremento del 74% en los 10 últimos años.
A ello se suma una alta tasa de embarazos en adolescentes de 15 a 19 años.
En efecto, de 705 163 adolescentes censadas en el Ecuador, 121 288 jóvenes, es decir el 17,2%, ha sido madre.
Estas cifras ubican al Ecuador liderando la lista de países andinos con el mayor número de embarazos en niñas y adolescentes.

Ecuador registra el índice más alto de adolescentes embarazadas de Latinoamérica con una tasa del 17% y en la última década se ha registrado un incremento del 74% de estos casos.
Lo que más preocupa es que hay embarazos de niñas de 13 años, edad en la que en muchos de los casos no concluyen su desarrollo y se corren riesgos de salud, como desnutrición, complicaciones en el parto y hasta la mortalidad materna.
Actualmente, según las cifras que maneja el Ministerio Coordinador de Desarrollo Social, hay 2 080 niñas y una de cada cinco adolescentes ya son madres. Frente a esta realidad, las autoridades buscan disminuir en un 25% los embarazos en adolescentes y no deseados. Entre estos últimos se conoce que 37 mujeres de cada 100 embarazos no planificaron ni desean tener al bebé. Esto hace, además, que crezcan los índices de abortos en situaciones ilegales y de alto riesgo. Solo en el último año se registraron 25 000 abortos.
El Gobierno lleva adelante charlas informativas en centros de salud, planteles educativos y entrega de preservativos para reducir estos fenómenos.

 
 

¿Porque se produce esto?


A menudo la familia, la escuela y la comunidad no proporcionan información clara y específica sobre el comportamiento sexual y sus consecuencias a los adolescentes. La “educación sexual” que muchos de ellos reciben proviene de compañeros mal informados o sin los conocimientos necesarios.





 

 

video

video